7 consejos para saber cómo aliviar la fibromialgia

como-aliviar-la-fibromialgia

Reconocida por la OMS en 1992 como enfermedad, la fibromialgia se manifiesta a través de dolores musculoesqueléticos de forma generalizada, y puede ocasionar rigidez, inflamación de manos y pies u hormigueos, fatiga y cansancio, lagunas mentales, dolor de cabeza, entre otros síntomas.

Tal y como indica la asociación AFIBROM “se trata una enfermedad invalidante y crónica, caracterizada principalmente por dolor constante generalizado acompañado de fatiga”, así como muchos otros síntomas (…) Y radica en un mal funcionamiento de los sistemas nervioso, inmunológico y endocrino, con un fuerte componente bio-psico-social.

Es una enfermedad que no tiene cura. Pero, con tratamiento se puede mejorar el dolor y también aliviar los otros síntomas. Y este es el tema de nuestro artículo: vamos a ofrecerte una serie de consejos, para que sepas cómo aliviar la fibromialgia, y puedas conseguir una mejoría en tu calidad de vida.

¿Cómo aliviar la fibromialgia?

Según un estudio realizado por la Sociedad Española de Reumatología, se estima que la prevalencia de la fibromialgia es del 2,73%, siendo mucho más habitual en mujeres, y en edades medias de la vida.

Otros estudios, también han demostrado que la calidad de vida de los pacientes con esta enfermedad, empeora considerablemente. Y deben cambiar muchos aspectos y hábitos de su vida para mantenerse en buen estado. A continuación, mencionamos algunas de las medidas que toman los pacientes con fibromialgia, y que podrías poner en practica.

Dieta saludable

Adoptar una alimentación sana es un pilar fundamental. Una dieta variada y equilibrada, a base de productos naturales, baja en grasas y ultraprocesados, y rica en frutas, verduras, legumbres, cereales…

Es decir, realizar una dieta que te aporte todos los nutrientes necesarios para mantener tus niveles de energía, poner a tono tus músculos o reducir la inflamación. Esto último, se consigue mediante la ingesta de alimentos concretos, como: la cúrcuma, el jengibre, o el pescado azul.

Aprende a relajarte

Debes aprender a tomarte la vida de forma más calmada porque, si haces demasiado esfuerzo, es posible que tus síntomas empeoren. Para ello, encontrar el equilibrio entre estar activo y descansar será la clave para tu bienestar.

Entonces, ¿cómo aliviar los dolores de la fibromialgia? Debes tratar de realizar menos tareas, o llevar a cabo tareas más sencillas, teniendo en cuenta los descansos. Así como delegar tiempo al día para relajarte.

Puedes hacer ejercicios de respiración, meditación, yoga, probar la relajación muscular, escuchar sonidos relajantes, etc. También puedes aprovechar para darte un masaje, y hacer uso de alguna crema antiinflamatoria y analgésica, como la crema Cannabidol.

Hacer ejercicio

Hacer ejercicio diariamente reducirá el umbral del dolor, ayudará a aliviar la rigidez, reducir la fatiga y el cansancio, además de mejorar la resistencia cardiovascular. Se debe optar por el  ejercicio aeróbico suave, y supervisado. Así, el pilates, la natación, caminar o el ciclismo son actividades recomendadas para los pacientes con fibromialgia.

Controla tus emociones

Este punto es clave para controlar cómo aliviar la fibromialgia. Debes adoptar una actitud positiva ante la situación. Está demostrado que los pensamientos negativos pueden distorsionar la percepción del dolor. Además, en los días malos de la enfermedad, estar apático y desanimado, sólo empeorará la situación.

En cambio, si lo aceptas, aprendes a relajarte, a estar tranquilo, tienes un plan para enfrentar el dolor, y sigues aprovechando los ratos buenos del día a día, podrás llevar una vida normal a pesar de la enfermedad.

Mejora tus hábitos de sueño

Dado que uno de los principales síntomas de esta enfermedad es la fatiga, debes conseguir establecer en tu vida unos buenos hábitos de sueño. Además, es habitual que si descansas mal, al día siguiente, el dolor sea mayor.

Por ejemplo, puedes concretar unos horarios para levantarte y acostarte, así como dormir 8 horas, no dormir largas siestas, o hacer de tu dormitorio un santuario, donde relajarte y poder dormir exento de ruidos.

Prueba suplementos

La medicina convencional trata la fibromialgia con analgésicos, antidepresivos, antiinflamatorios, y relajantes musculares. Pero son muchos los pacientes que no se sienten satisfechos con los resultados que obtienen, ni con los efectos secundarios.

Hoy por hoy, existen otras alternativas, como el uso de suplementos para aliviar los síntomas. Por ejemplo, hay quienes dicen que es muy beneficioso mantener los niveles diarios de magnesio; o que incorporar hidroxitriptófano mejora el ánimo y reduce el insomnio.

Así, existen complementos que aúnan los beneficios de numerosos componentes en formato pastilla, para aprovechar todas sus propiedades de forma sencilla. Este es el caso, por ejemplo, de Fibration, complemento que ayuda a aliviar los dolores propios de la fibromialgia, a base de fosfato cálcico, triptófano, coenzima Q10, carbonato de magnesio, o vitamina B6, entre otros componentes.

También hay otros suplementos a base cannabis, como el aceite de Cannabidol o las pastillas Fibromidol. Se trata de productos avalados por la OMS y su composición es totalmente segura. No alteran las funciones psicológicas ni psicomotoras y tienen un efecto completo, al servir como ansiolítico, antiemético, antiinflamatorio y neuroprotector.

Prueba alguna terapia alternativa

Pide ayuda si lo necesitas. Está demostrado que los tratamientos psicológicos pueden ayudar a mejorar ciertas patologías, como la depresión o la autonomía. Por ejemplo, la terapia cognitiva conductual, te permitirá conocer estrategias para que aprendas a gestionar el dolor, las emociones, o el estrés.

Así mismo, existen terapias menos convencionales que también son utilizadas por muchas personas con fibromialgia, como: la acupuntura, la hidroterapia, o los masajes terapéuticos. Aunque, nuestro consejo, es que optes por aquellas opciones que te resulten más llamativas y puedas incorporar cómodamente en tu rutina, sin que esto te suponga un estrés.

En definitiva, aunque no todos aquellos que padecen fibromialgia tienen los mismos síntomas, esta serie de consejos para cambiar ciertos hábitos de vida hacia una perspectiva más sosegada y saludable, pueden ayudar firmemente a cualquiera que los pruebe.

¿Qué te han parecido estos consejos para saber cómo aliviar los síntomas de la fibromialgia? Se trata de aprender a vivir con la enfermedad, a conocerla y controlarla, manteniendo una buena calidad de vida. Así como probar diferentes alternativas, y quedarte con aquellas que te aporten beneficios.

Artículo añadido al carrito.
0 items - 0.00