Guía completa sobre los tipos de proteína

tipos-de-proteína

Las proteínas son indispensables para el correcto funcionamiento de nuestro organismo, y no pueden faltar en una dieta deportiva. Pero, hay diferentes tipos de proteína, y es interesante saber diferenciarlas para conseguir los propósitos que buscamos con su ingesta.

¿Has comprado alguna vez proteína sin saber de qué tipo era y si, realmente, era la que necesitabas? Para que no te vuelva a ocurrir, a continuación, vamos a encargarnos de explicarte cuáles son los diferentes tipos de proteínas, y aprendas a escoger la que más te convenga.

Tipos de proteína según su origen

Las proteínas se encuentran en los alimentos, tanto en la carne como en los vegetales. Por tanto, existe proteína animal y vegetal. Esta diferenciación es básica, pero facilita a cualquier persona el poder organizarse su dieta según su estilo de vida o intolerancias.

Debemos tener en cuenta que la proteína animal, como la proteína de suero, de huevo, o la proteína de pollo, tiene un alto valor biológico, al poseer todos los aminoácidos esenciales y, por tanto, se consideran una fuente completa de proteínas.

Pero no todos podemos ingerir la proteína animal de igual manera, ya sea por intolerancia a la lactosa, o por seguir un estilo de vida alejado de la ingesta de alimentos de origen animal. Y es aquí cuando la proteína vegetal cobra mucho valor.

Las proteínas vegetales, como la proteína de soja, de guisante o las proteínas veganas, son una buena fuente de proteínas, pero les falta algún aminoácido esencial. De tal forma que, si buscas una fuente de proteínas completa, será necesario combinar distintos complementos vegetales, para poder alcanzar una calidad nutricional parecida a la de la proteína animal.

Tipos de proteína según el procesado

Por otro lado, y en referencia a la proteína de suero de leche, o proteína Whey, también se puede distinguir entre tres tipos de proteína según el procesado al que se someta el suero.

Proteína concentrada

Se consigue en la primera etapa de procesado, y mantiene un alto contenido en proteínas, así como una pequeña proporción de grasa e hidratos de carbono.

Proteína aislada

Si en lugar de parar el proceso una vez conseguida la proteína concentrada, seguimos tratando el suero de leche, y lo sometemos a un proceso de filtrado mayor, se obtiene la proteína aislada.

Ésta abarca un contenido en proteína más elevado que el de la concentrada, y menos cantidad de lactosa, grasa, colesterol y carbohidratos. Lo cual permite reducir problemas de digestión, y es recomendable para aquellos que busquen definir su cuerpo.

Proteína hidrolizada

En una tercera etapa de procesado, se somete el suero de leche a un proceso de hidrólisis, con el fin de romper lo máximo posible las cadenas de aminoácidos de las proteínas, para favorecer aún más su absorción por el organismo.

Tipos de proteína según su absorción

Este factor conviene tenerlo en cuenta si te interesa valorar el desempeño que quieres que las proteínas hagan sobre tu organismo, en función del tiempo durante el que quieras que actúen.

Proteínas de asimilación rápida

Groso modo, las proteínas de rápida absorción son aquellas que se descomponen con mayor rapidez en el organismo, ofreciendo con esta prontitud el aporte de proteínas necesario para antes o después del entrenamiento.

Un claro ejemplo de este tipo de proteína es la hidrolizada, ya que al someterla al proceso de hidrólisis destruye las cadenas de péptidos, dando lugar a estructuras simples, que son más fácil de absorber.

Proteínas de asimilación lenta

Se trata de un tipo de proteína de estructura compleja, y que al ser absorbida por el organismo lo hace de forma lenta y gradual. Con ella, se evita el déficit de proteínas y que el músculo no se consuma para poder seguir funcionando, es decir, se evita el catabolismo muscular.

La proteína de caseína es el ejemplo claro de proteína de absorción lenta. También es un derivado de la leche, que no del suero. Es de gran calidad y rica en aminoácidos esenciales y, por su aportación lenta, facilita la regeneración muscular durante el descanso.

Más información: Proteínas de asimilación rápida o lenta ¿cuáles son mejores?

Tipos de proteína según el formato

Independientemente de la proteína procedente de los alimentos, los suplementos a base de proteína que se venden en el mercado, se pueden obtener en diferentes formatos. La más común y demandada es la proteína en polvo, gracias a su versatilidad. Ya que puede utilizarse disuelta en agua o en un batido, o incluirla en las recetas como parte de un alimento sólido.

Pero, hoy por hoy, y como consecuencia de que los deportistas cada vez son más conscientes del alto valor de la proteína en su dieta, están apareciendo nuevas propuestas, a través de alimentos con altos niveles de proteínas, como: batidos, yogures, conservas, barritas o galletas, o proteínas combinadas con ingredientes complementarios como la creatina o BCAA.

Si no eres capaz de cubrir todas tus necesidades proteicas con la alimentación, la solución es añadir a tu dieta el suplemento a base de proteínas que más te convenga. Ahora que conoces los diferentes tipos de proteína, puedes echar un vistazo en nuestra tienda online, o acercarte a alguna de nuestras tiendas físicas.

No obstante, antes de tomar cualquier decisión de compra, desde Muxcular World, te recomendamos que te informes debidamente con un profesional médico o nutricionista, que te ayude a saber el aporte proteico que tu cuerpo necesita para conseguir tus objetivos de forma saludable.

¡Disfruta de la mejor suplementación deportiva! Siempre tenemos ofertas disponibles, y puedes aprovechar el envío gratuito en pedidos superiores a 29,90€. Y si tienes alguna duda, o necesitas ayuda para elegir el tipo de proteína, o cualquier otro suplemento, puedes ponerte en contacto con nosotros a través de este enlace, o llamando al 914611729.

Artículo añadido al carrito.
0 items - 0.00